miércoles, 22 de noviembre de 2017

Gracias Señor por todas las bendiciones recibidas

 


dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18


Y habiendo tomado el pan dio gracias. Y nos dio ejemplo para que diésemos gracias por todo beneficio, tanto al principio como al fin, porque siempre se deben dar gracias a Dios (San Beda)
 

 
“El cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos nos hablan de la bondad y omnipotencia del que los ha creado, y la admirable belleza de los elementos puestos a nuestro servicio exige de la creatura racional el justo tributo de la acción de gracias”. (San León Magno)

Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre. Col 3:15-17


 
 

martes, 21 de noviembre de 2017

Monseñor Schneider: “el papa Francisco no está confirmando la verdad”

es.newsHay una “nueva situación en la Iglesia” desde el momento en que en algunos países los adúlteros son admitidos a la Comunión, dijo el obispo Athanasius Schneider al hablar en The Remnant el 20 de noviembre. Señala que esto no se ha visto “en 2.000 años de vida de la Iglesia” y es “un ataque general a la Santa Eucaristía”.

Schneider agrega que los que expresan preocupación sobre la confusión en la Iglesia son los verdaderos amigos de Francisco, no los que lo adulan. Pedir claridad a Francisco lo llama un “acto de caridad”: “tenemos que tener la posibilidad de pronunciar palabras claras sin tener miedo de ser castigados o aislados”.

“La fe no es propiedad privada del Papa”, sino que pertenece a toda la Iglesia, señala Schneider. Un Papa es “solamente un administrador”. En consecuencia, un Papa no puede imponer una doctrina errónea: “tenemos que creer esto, aun cuando temporariamente estamos viviendo en la oscuridad y cuando temporariamente el Papa no está confirmándonos en la verdad constante e inmodificable de la Iglesia”.



viernes, 17 de noviembre de 2017

Impostura bergogliana: autonomía Sí, pero de dirección obligatoria

por Cesare Baronio
(traducción del original por F.I. 
Fuente aquí)
 



Todas las utopías anticristianas, sean las religiosas que las políticas, se presentaron bajo la apariencia de un movimiento popular desde abajo, mientras que en realidad se inpusieron con los métodos de la tiranía: fueron una tiranía la Pseudoreforma luterana, el cisma anglicano, la Revolución francesa, el Risorgimento, el comunismo, el nazifascismo, el Concilio Vaticano II. Lo son hoy las democracias en las cuales se impone a las masas la teoría gender, el matrimonio homosexual y la invasión islámica. No constituye una excepción la neo-iglesia, cuyo princeps demuestra en los hechos un autoritarismo y una arrogancia en el ejercicio del poder del todo opuestas a los pretextos de democratización y colegialidad que nos llegan desde la curtis.

Heredero y servil ejecutor del Vaticano II -diga lo que diga Socci-, Bergoglio está hoy llevando a cumplimiento lo contenido in nuce en aquella infausta junta, que impuso  a la Iglesia las decisiones de conventículos de expertos progresistas con la complicidad y la connivencia de sus Papas. Puesto que aquello que las bellas almas del Concilio llaman excesos no son otra cosa sino la coherente aplicación de la voluntad partisana y facciosa de una élite.

El grotesco documento Amor laetitiae demuestra que la pretendida autonomía del Episcopado y de las Conferencias Episcopales en clave colegialista y parlamentarista, lejos de tomarse a pecho la salvación eterna de concubinarios y adúlteros, debe leerse ad mentem Bergollei, es decir, con la decidida intención de admitir a los sacramentos a quienes resulten indignos de ellos. Y si por un lado hay algunas Conferencias Episcopales que confirmaron la disciplina tradicional, por el otro la praxis asumida es que los divorciados pueden comulgar en el Sagrado Banquete y participar de la vida sacramental de la Iglesia. Lo prueba la entusiástica acogida de Amor laetitiae de parte de la Conferencia Episcopal alemana y de la maltesa, la censura de no pocos obispos para con los clérigos refractarios a la novedad y las expulsiones de docentes críticos con aquel documento en ateneos nominalmente católicos. Es inútil decir que dentro de las Murallas Leoninas la simple sospecha que un oficiad de Congregación pueda no estar alineado alcanza para decidir su despido. En las barbas mismas de la parrhesia. De poco valen los Dubia y las correcciones filiales, las peticiones y las recolecciones de firmas, ignorados con tiránico desprecio por Bergoglio.

El motu proprio Magnum principium no es la excepción. Otra vez más, con el pretexto de una mayor democratización y de una más difundida participación del episcopado en el gobierno de la Iglesia, es evidente que la libertad y la autonomía concedidas a las Conferencias episcopales y a los obispos pueden ejercitarse sólo y exclusivamente si están en línea con la voluntad del Príncipe. 

Y he aquí la prueba.

Imaginemos por un absurdo que sea posible delegar a las Conferencias episcopales nacionales la disciplina litúrgica, y que la Santa Sede quisiera realmente que toda traducción de los textos litúrgicos sea congruente con la sana doctrina, aunque más no sea en la diversidad de las lenguas vernáculas.

Imaginemos que una Conferencia episcopal o un Ordinario, a instancias del motu propio de altisonante incipit Magnum principium, legisle en sentido tradicional, estableciendo, por ejemplo, que las palabras de la consagración pro multis sean fielmente traducidas, aplicando aquello que había mandado -sin ser escuchado- Benedicto XVI en la Carta al presidente de la Conferencia episcopal alemana del 14 de abril de 2012.

Imaginemos que los obispos de un hipotético Estado, acaso apelando a la Sacrosanctum concilium, decidan que de ahora en más será obligatorio celebrar la Misa en lengua latina -usus linguae latinae in ritibus latinis servetur-, limitando el uso del vernáculo a casos específicos y esporádicos.

Imaginemos que éstos, aplicando el motu proprio Summorum Pontificum y sus normas anejas emanadas por la Santa Sede, impongan al clero nacional el saber celebrar en la así llamada «forma extraordinaria». Imaginemos que dicha Conferencia episcopal establezca que en cada parroquia por lo menos una Misa dominical se celebre en rito antiguo.

¿Creéis que Bergoglio -según sus palabras, tan respetuoso de la descentralización y de la autonomía de las Conferencias episcopales- aceptaría que en esa nación el motu proprio Magnum principium se entienda en sentido tradicional? ¿Creéis realmente que no intervendría? ¿Creéis que dejaría impunes a los obispos de aquella nación? ¿O no usaría más bien el propio poder y la propia autoridad directa, inmediata y absoluta, para restablecer la Babel litúrgica y doctrinal, desautorizando la decisión de los obispos?

Por otra parte, si no tuvo escrúpulos en corregir públicamente al Prefecto de la Congregación para el culto divino, cardenal Sarah, con mayor razón no tendría problemas en hacerlo con el obispo de una diócesis o de una Conferencia episcopal, cosa por lo demás ya verificada anteriormente en otros clamorosos casos, empezando por el indecoroso escándalo de la Orden de Malta o, más recientemente, con las subterráneas interferencias en la  discrepancia planteada por la Conferencia episcopal polaca a propósito de Amor laetitiae.

He aquí entonces demostrada la facciosidad del documento papal. El cual usa como pretexto la autonomía de las iglesias nacionales con el único objetivo de delegar en éstas -como ocurre ahora con Amor laetitiae- la introducción de normas laxistas y permisivas, la aprobación de praxis cada vez más progresistas y ecuménicas, con la certeza de que en los lugares de poder hay personas que secundan la voluntad del soberano absoluto.

Y justamente como con Amor laetitiae hay muchas Conferencias episcopales que admiten a los concubinarios a los sacramentos y sólo algunas que confirman la praxis católica tradicional, así en el ámbito litúrgico tendrá que haber Conferencias episcopales que supriman el aspecto sacrificial de la Misa para introducir la intercomunión con los protestantes, mientras sólo algunas -mal toleradas, y apenas de momento- siguen no autorizándola, siquiera oficialmente. Y ciertamente sin tener ninguna posibilidad de obligar a los propios clérigos a obedecer, desde el mismo momento en que a éstos les bastaría posar sus piececitos en el refectorio de Santa Marta para verse reintegrados en las propias funciones.

¿Otro ejemplo? Tomemos a los cismáticos de Oriente: los únicos puntos en común sobre los cuales versa el diálogo ecuménico son aquellos que debilitan el primado petrino, mientras que en lo tocante a la sacralidad de los ritos se calla obstinadamente, en vista de que no avanzan en la dirección querida por Bergoglio y amenazan con dar crédito a aquellos que piden una liturgia más decorosa. Y viceversa, con los heréticos protestantes se dialoga de intercomunión -por ahora sólo en ciertos casos, pero ya sabemos cómo terminan estas cosas-, al paso que ésta es impracticable y conduciría a la distorsión del edificio doctrinal católico en su totalidad.

Lo mismo vale para el jus soli. Si gracias al mismo se concediera la ciudadanía italiana a inmigrantes católicos como los filipinos, nuestra Italia no tendría que temer una pacífica convivencia con estos nuevos ciudadanos que, por su parte, harían un precioso aporte a la defensa de la común tradición cristiana y de los comunes valores morales y espirituales.

Pero éste no es el objetivo por el que Avvenire y los políticos promueven el jus soli: ellos quieren que vengan a Italia mahometanos e idólatras y paganos y ateos, de modo de borrar los últimos restos de catolicidad de nuestro país. Y si ocurriera de veras que un contingente de filipinos tuviese que desplazarse hacia Italia, se les exigiría de inmediato el juramento de fidelidad a la laicidad del Estado y se condicionaría la concesión de la ciudadanía a las aceptación del aborto, la eutanasia, las parejas gay, etc.

Verba volant -las palabras llegan a todas partes- y scripta manent -las cosas escritas quedan en el papel. Que lo tengan en cuenta quienes creen poder obtener ope legis aquello que en los discursos de ocasión y en las intemperantes telefoneadas de Santa Marta se pone diariamente en tela de juicio.

Don Alejandro Minutella desterrado de la Iglesia católica y perseguido por la secta de Bergoglio por defender la sana doctrina católica


 
Algunos Comentarios del foro de Gloria TV para apoyar a nuestro valiente hermano sacerdote Don Minutella:  
 
rosarios1000 hace 10 horas
Padre Minutella DIOS te ama, LA SANTISIMA VIRGEN y los verdaderos católicos, te agradecemos por tu amor y valor para defender a CRISTO y su iglesia, agradecemos a DIOS por tu sacerdocio, persevere en la fe, valor y esperanza el premio esta en el cielo.


Alma libre hace 11 horas
Estamos con este Santo sacerdote.


adeste fideles hace 14 horas
🕊" Viva la Verdadera Iglesia Católica y Su Santa Doctrina "



Católicos Apostólicos
La Iglesia fiel a Cristo esta con usted Don Minutella y con todos los fieles sacerdotes que se opone a la rebelión contra Dios que lidera el heresiarca Bergoglio.


Denise_8d
quien obedece a Bergoglio sabiendo que desobedece a Dios lo ha convertido en su propio dios lo cual es además pecado de idolatría quien pone a un hereje por encima de Dios no obedece a Dios sino al demonio.
 
Denise_8d hace 4 horas
PADRE ALESSANDRO MINUTELLA, DICE ADIÓS A LA FALSA IGLESIA ECUMÉNICA DE “FRANCISCO”
imitemos el ejemplo de fidelidad a Cristo de Don Alessandro M Minutella separándonos de la falsa iglesia que lidera el heresiarca Bergoglio, pues ningún buen católico puede obedecer a los herejes que se rebelan contra las leyes de Dios. Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres así nos los enseñó San Pedro y los demás apóstoles.



Atanasio de Trento
Si repasamos la historia de la Iglesia los herejes siempre se han valido de la intimidación para imponer la falsa obediencia a sus herejías y amenazan con excomunión a los que no se les han sometido. Un ejemplo cercano de falsa obediencia lo tenemos con el cura pedófilo Marcial Maciel quien logró abusar sexualmente de seminaristas imponiéndoles el silencio a toda su orden. La falsa obediencia es la que hace que obedezcan al diablo mientras con apariencia de obediencia desobedecen a Dios.

adeste fideles hace 1 hora
Al Obispo Ariel Leví que en apoyo a un heresiarca combate al Padre Minutella, le conviene recordar...El que justifica al impío, y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación al SEÑOR.
Proverbios 17:15



Angie W.
"Vana es la excusa de haberlo hecho por obedecer al hombre, cuando se comete contra Dios". (San Bernardo)


Angie W. hace 4 horas

Bravo Don Minutella Permaneced en la enseñanza de Cristo – 2 Juan 1:7-11 A los herejes no hay que darles ni siquiera el saludo para no hacernos cómplices de ellos

Ratisbonne se convirtió del Judaísmo gracias a la Virgen de la Medalla Milagrosa

La devoción a la virgen de la medalla milagrosa, es otra devoción católica mariana en contra del ecumenismo- apóstata bergogliano, que no busca la conversión  de nadie a la verdadera y única religion que salva, la católica.



 
 
 
 
Nuestra Señora del Milagro
Aparición al
judío Alfonso Ratisbonne Iglesia de San Andreas delle Fratte, Roma, 1842
Alfonso Tobie Ratisbonne (1812-1884), abogado, banquero muy rico, judío pero libertino. Despreciaba particularmente a la Iglesia Católica y al clero. Resentía que su hermano Teodoro se había convertido y ordenado sacerdote.
En 1842, Ratisbonne se encontraba en Roma. Allí se encontró con el Barón De Bussiéres, francés converso del protestantismo, hombre devoto y conciente de su responsabilidad de evangelizar. Este le contó de los milagros que estaban ocurriendo por medio de la Medalla Milagrosa. Pero Ratisbonne lo rechazó tildándolo de supersticioso.  
El Barón no se dio por vencido y desafió a Ratisbonne a someterse a una simple prueba sobre la eficacia de la medalla. Debía llevarla y rezar el Memorare todos los días. Ratisbonne, ante la insistencia del Barón y para demostrar que nada le iba a persuadir a convertirse, se puso la medalla.  El Baron un grupo de amigos se comprometieron a rezar por la conversión de Ratisbonne. Entre ellos, el conde Laferronays, que estaba muy enfermo y ofreció su vida por la conversión del “joven judío”.  Ese mismo día entró en la Iglesia y rezó 20 Memorares por esa intención, sufrió un ataque al corazón, recibió los sacramentos y murió.
El día siguiente, el 20 de enero de 1842, el Barón se encontró con Ratisbonne cuando iba a la iglesia de Sant Andrea delle Fratte, cerca de la Plaza de España en Roma, para hacer los arreglos de un funeral. Los dos entraron en la iglesia y Ratisbonne se quedó mirando las obras de arte mientras su amigo estaba en la rectoría. De pronto, el altar dedicado a San Miguel Arcángel se llenó de luz, y se le apareció, majestuosa, la Virgen María, tal como en la imagen de la medalla que llevaba al cuello. El se arrodilló y se convirtió. Mas tarde escribió: "Una fuerza irresistible me llevó hacia ella. Ella me pidió que me arrodillara. Ella no dijo nada pero yo lo entendí todo"  Cuando el barón regresó de la rectoría se encontró a su amigo orando de rodillas con gran fervor frente al altar de San Miguel. Ratisbon entonces le dijo que deseaba confesarse y prepararse para entrar en la Iglesia. El 31 de enero recibió el bautismo, la confirmación y la comunión de manos del Cardenal Patrizi.
La conversión de Ratisbonne fue muy famosa y tuvo gran impacto en una cultura muy influenciada por el racionalismo, que rechaza las realidades espirituales. En 1847 Alfonso Ratisbonne fue ordenado sacerdote jesuita. Su hermano  inspirado por su conversión fundó la congregación de “Nuestra Señora del Sión”, con sede en Israel, cuyo carisma es la evangelización del pueblo judío (Romanos 11, 25-26).
El San Miguel del altar del milagro en San Adreas de Fratte ha sido remplazado por una gran pintura de la Virgen según Ratisbonne la describió. (San Miguel fue movido a otro lugar de la misma iglesia). (Corazones.org)

 

Novena a Virgen de la Medalla Milagrosa

 

Oración preparatoria (para todos los días)
Virgen y Madre inmaculada, mira con ojos misericordiosos al hijo que viene a Ti, lleno de confianza y amor, a implorar tu maternal protección, y a darte gracias por el gran don celestial de tu bendita Medalla Milagrosa.

Día primero
En una medianoche iluminada con la luz celeste como de Nochebuena la de 18 de Julio de 1830 , aparecióse por primera vez la Virgen Santísima a Santa Catalina Labouré, Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl.
Y le habló a la santa de las desgracias y calamidades del mundo con tanta pena y compasión que se le anudaba la voz en la garganta y le saltaban las lágrimas de los ojos.
¡Cómo nos ama nuestra Madre del Cielo! ¡Cómo siente las penas de cada uno de sus hijos! Que tu recuerdo y tu medalla, Virgen Milagrosa, sean alivio y consuelo de todos los que sufren y lloran en desamparo.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.

ORACIÓN DE SAN BERNARDO

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María! que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y reclamado vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado con esta confianza, a Vos también acudo, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes! Y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, ¡oh Madre de Dios!, mis humildes súplicas, antes bien, inclinad a ellas vuestros oídos y dignaos atenderlas favorablemente
                                    
Tres Avemarías con la jaculatoria:
 ¡Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a vos!

Oración final
Oración Final
Señor Dios nuestro, que por la inmaculada Virgen María asociada a tu Hijo de modo inefable, nos das alegrarnos con la abundancia de tu bondad, concédenos propicio que sostenidos por su maternal auxilio, nunca nos veamos privados de tu providente piedad, y que con fe libre, nos sometamos al misterio de tu redención.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Día segundo
En su primera aparición, la Virgen Milagrosa enseñó a Santa Catalina la manera cómo había de portarse en las penas y tribulaciones que se avecinaban.
¡Venid al pie de este altar! decíale la celestial Señora , aquí se distribuirán las gracias sobre cuantas personas las pidan con confianza y fervor, sobre grandes y pequeños...
Que la Virgen de la Santa Medalla y Jesús del Sagrario sean siempre luz, fortaleza y guía de nuestra vida.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final
Día tercero
En sus confidencias díjole la Virgen Milagrosa a Sor Catalina: "Acontecerán no pequeñas calamidades. El peligro será grande. Llegará un momento en que todo se creerá perdido. Entonces yo estaré con vosotros: ¡Tened confianza!"
Refugiémonos en esta confianza, fuertemente apoyada en las seguridades de que su presencia y de su protección nos da la Virgen Milagrosa. Y en las horas malas y en los trances difíciles no cesaremos de invocarla: <Auxilio de los cristianos, rogad por nosotros>.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final

Día cuarto
En la tarde del 27 de Noviembre de 1830 baja otra vez del Cielo la Santísima Virgen para manifestarse a Santa Catalina Labouré.
De pie entre resplandores de gloria, tiene en sus manos una pequeña esfera y aparece en actitud estática, como de profunda oración. Después, sin dejar de apretar la esfera contra su pecho, mira a Sor Catalina para decirle: <Esta esfera representa al mundo entero... y a cada persona en particular".
Como el hijo pequeño en brazos de su madre, así estamos nosotros en el regazo de María, muy junto a su Corazón Inmaculado.
¿Podría encontrarse un sitio más seguro?.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final
Día quinto
De las manos de María Milagrosa, como de una fuente luminosa, brotaban en cascada los rayos de luz. Y la Virgen explicó: <Es el símbolo de las gracias que Yo derramo sobre cuantas personas me las piden>, haciéndome comprender añade Santa Catalina lo mucho que le agradan las súplicas que se le hacen, y la liberalidad con que las atiende.
La Virgen Milagrosa es la Madre de la divina gracia que quiere confirmar y afianzar nuestra fe en su omnipotente y universal meditación. ¿Por qué, pues, no acudir a Ella en todas nuestras necesidades?.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final

Día sexto

Como marco de gloria aureolando a la Virgen, vio Sor Catalina aparecer unas letras de oro que decían: <¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI! >.
Y enseguida oyó una voz que recomendaba llevar la medalla y repetir a menudo aquella oración jaculatoria, y prometía gracias especiales a los que así lo hiciesen.
¿Dejaremos nosotros de hacerlo? Sería imperdonable dejar de utilizar un medio tan fácil de asegurarnos en todo momento el favor de la Santísima Virgen.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final

Día séptimo

Nuestra Señora ordenó a Sor Catalina que fuera acuñada una medalla según el modelo que Ella misma le había diseñado.
Después le dijo: "Cuantas personas la lleven, recibirán grandes gracias que serán más abundantes de llevarla al cuello y con confianza>.
Ésta es la Gran Promesa de la Medalla Milagrosa. Agradezcámosle tanta bondad, y escudemos siempre nuestro pecho con la medalla que es prenda segura de la protección de María.

Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final
Día octavo
Fueron tantos y tan portentosos los milagros obrados por doquier por la nueva medalla, (conversiones de pecadores obstinados, curación de enfermos desahuciados, hechos maravillosos de todas clases) que la voz popular empezó a denominarla con el sobrenombre de la medalla de los milagros, la medalla milagrosa; y con este apellido glorioso se ha propagado rápidamente por todo el mundo.
Deseosos de contribuir también nosotros a la mayor gloria de Dios y honor de su Madre Santísima, seamos desde este día apóstoles de su milagrosa medalla.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final
Día noveno
Las apariciones de la Virgen de la Medalla Milagrosa constituyen indudablemente una de las pruebas más exquisitas de su amor maternal y misericordioso.
Amemos a quien tanto nos amó y nos ama.
<Si amo a María decía San Juan Bérchmans tengo asegurada mi eterna salvación>.
Como su feliz vidente y confidente, Santa Catalina Labouré, pidámosle cada día a Nuestra Señora la gracia de su amor y
de su devoción.
Después de unos momentos de pausa para meditar el punto leído y pedir la gracia o gracias que se deseen alcanzar en esta Novena, se terminará rezando:
1º La oración de San Bernardo "Acordaos,,, o la Salve.
2º Tres Avemarías con la jaculatoria: ¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI!
3º Oración final
Oración Final
Señor Dios nuestro, que por la lnmaculada Virgen María asociada a tu Hijo de modo inefable, nos das alegrarnos con la abundancia de tu bondad, concédenos propicio que sostenidos por su maternal auxilio, nunca nos veamos privados de tu providente piedad, y que con fe libre, nos sometamos al misterio de tu redención.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.



Conferencia Episcopal de Estados Unidos continúa apoyando el aborto y el homosexualismo

Las parroquias en Estados Unidos recogen donaciones este domingo para la “Campaña [Episcopal] para el Desarrollo Humano” que – como en años anteriores – financia grupos abortistas y pro-homosexuales. El Lepanto Institute [Instituto Lepanto] detalla doce organizaciones que reciben de los obispos entre 25.000 y 70.000 dólares, aunque ellas están comprometidas en programas altamente inmorales. Uno de ellas es Hmong American Farmers Association [Asociación de Granjeros Estadounidenses Hmong], cuyo fundador y director ejecutivo promueve activamente el aborto y el seudo-matrimonio homosexual. es.news 
 
 

jueves, 16 de noviembre de 2017

El obispo Schneider recibe de grupo católico el galardón de “defensor incansable de la fe”


 
WINNIPEG, Manitoba, 16 de noviembre de 2017 ( LifeSiteNews ) - Kazajstán Obispo Athanasius Schneider será el primer y único destinatario de un premio personalizado diseñado por la Sociedad de St. Dominic con sede en Winnipeg para celebrar el año del centenario de las apariciones marianas en Fátima.
 "Mientras las nubes de tormenta continúan formándose en el horizonte para los católicos de todo el mundo mientras aprobamos el centenario de Fátima, hemos creado este premio para reconocer y honrar a un defensor incansable de la fe y devoto del Corazón Inmaculado de Nuestra Señora", dijo la Sociedad en una declaración a LifeSiteNews.
 El obispo recibirá el premio Regina Sacratissimi Rosarii (Reina del Santo Rosario) en Winnipeg en mayo.
 El obispo Schneider, de 56 años, ha sido una voz importante entre los que piden al Papa Francisco que disipe la confusión causada por su Exhortación Apostólica Amoris Laetitia , que según Schneider contiene "afirmaciones ambiguas" que están "causando una anarquía moral y disciplinaria en la vida del Iglesia."
 "Escuchar al Obispo Schneider en persona será diferente de no serlo".  Por lo tanto, la razón de nuestro premio y el evento ", declaró la Sociedad, haciendo referencia a la carta de San Pablo a los romanos:“La fe viene del oír;  y el oír  por la palabra de Cristo”(10: 17, edición de Douay Rheims).
 El premio será presentado en nombre de la Sociedad por Peter Kwasniewski, decano académico adjunto y profesor asociado de teología y director de coro en Wyoming Catholic College.  Graduado de Tomás de Aquino, Kwasniewski es un autor prolífico, erudito litúrgico y compositor, y también bloguero de LifeSiteNews.
 El grupo anunciará el precio del boleto para mediados de diciembre y revelará más detalles, como el nombre del artista, la naturaleza del premio y posibles oradores adicionales, a medida que el evento se acerca.
 La Sociedad de Santo Domingo es una asociación privada de laicos católicos y no está asociada con la Orden de Predicadores.
 Su misión es "glorificar a Dios y santificar almas a través del redescubrimiento de la tradición católica contemplativa en las artes, la liturgia y las vidas y escritos de sus Santos", según su sitio web .
 La Sociedad eligió al Obispo Schneider "debido no solo a su sobresaliente defensa del papel de la Fe y de Nuestra Señora en él, sino también al papel providencial que Nuestra Señora ha desempeñado en su formación sacerdotal", dijo la declaración.
 Schneider es obispo auxiliar de la arquidiócesis de "María Santísima" (María Santísima) de Astaná ".
El obispo "también enseñó patrística en María, el Seminario de la Madre de la Iglesia en Karaganda, y, recordando a Nuestra Señora en el segundo Misterio gozoso del Rosario, es un viajero incansable para los católicos esparcidos a lo largo y ancho", dijo la Sociedad.
 "Se le reveló a Santo Domingo que Nuestra Señora, a través del Rosario y el Escapulario, salvaría el mundo".
 El Obispo Schneider recibió su primera Comunión del sacerdote católico ucraniano y mártir Beato Oleksa Zaryckyj , quien fue nombrado administrador apostólico de Kazajistán y Siberia, y murió el 30 de octubre de 1963 en un campo de trabajo soviético cerca de Karaganda.
 Los eventos previos de la Sociedad de Santo Domingo incluyen un discurso del famoso teólogo y sacerdote de Oxford, el Padre John Saward, sobre la Misa en Latín, y una actuación del Requiem 1605 de Tomás Luis de Victoria.
 La Sociedad "promueve conferencias espirituales, charlas públicas y eventos culturales que enfatizan los Actos Espirituales de la Misericordia;  instruir al ignorante;  para orar por los vivos y los muertos ".
 Sus miembros "toman en serio el dictamen de San Felipe Neri, 'aman ser desconocido'", señala el sitio web de la Sociedad, por lo tanto, no hay ningún nombre puesto en las declaraciones de la Sociedad.
 Vea el sitio web de la Sociedad de St. Dominic aquí .


Sigue leyendo →

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Bajo Bergoglio el Vaticano se convierte en plataforma para el suicidio asistido

 
 
Traducción Blog La religión  voz libre 
 Del 16 al 17 de noviembre, la recién reformada Academia Pontificia para la Vida organizará una conferencia en Roma sobre el tema "Eutanasia en los Países Bajos: Equilibrar la autonomía y la compasión". (este es un evento cerrado .) Como indica el título, el mensaje de este nuevo evento vaticano podría ser más heterodoxo de lo que los fieles católicos desearían. La Asociación Médica Mundial copatrocina este evento. Significativamente, la Academia Pontificia para la Vida aún no ha anunciado esta próxima conferencia en su sitio web.
 Sin embargo, como ha anunciado la Asociación Médica Mundial, la conferencia de Roma está destinada a ser una reunión tanto de los defensores como de los críticos de la eutanasia:
 La conferencia en el Vaticano se lleva a cabo conjuntamente por la WMA [Asociación Médica Mundial], la Asociación Médica Alemana y la Pontificia Academia pro Vita. El Dr. Frank Ulrich Montgomery, vicepresidente de la WMA, dijo que el evento de dos días incluiría a oradores de países que apoyan la legislación sobre la eutanasia y otros que se oponen a la participación de los médicos en tales prácticas. Incluirán destacados profesionales médicos, autoridades legales, expertos en cuidados paliativos y ética médica, eruditos teológicos y filósofos. Debatirán las diferentes políticas sobre estos temas, explorarán los derechos del paciente y las limitaciones del tratamiento, y considerarán la opinión pública con respecto a las preguntas al final de la vida.
 

 Es altamente cuestionable que una conferencia del Vaticano otorgue tal alcance a los partidarios de la eutanasia.
Como Giuseppe Nardi, el especialista bien informado del Vaticano en Katholisches.info, informó el 13 de noviembre, habrá oradores presentes que están apoyando la eutanasia o la muerte de los no nacidos. (El sitio web católico italiano La Nuova Bussola Quotidiana también ha informado sobre este asunto serio).


El arzobispo Vincenzo Paglia abrirá la conferencia. Le seguirán, entre otros oradores, René Héman, que es el presidente de la Asociación Médica Real de Holanda (KNMG). Héman es un fuerte defensor de la eutanasia, al igual que la Asociación Médica Real Holandesa. En el sitio web de KNMG, uno puede encontrar fácilmente su posición pro-eutanasia. Dos representantes del KNMG publicaron un artículo del World Medical Journal [desplácese hacia 'publicaciones' en esta página para ver el enlace en contexto] el mes pasado bajo el título de la próxima conferencia de Roma en preparación para este evento. El artículo promueve y defiende la práctica de la eutanasia.
 Parece que la Asociación Médica Mundial, que en este momento aún se opone públicamente a la eutanasia, está en el proceso de reevaluar su posición actual.  

Por lo tanto, la conferencia de Roma, así como otros eventos adicionales que se celebran a nivel internacional se han hecho intencionadamente. Así, el Vaticano parece destinado a dar una plataforma a una discusión profundamente controvertida, y al hacerlo, bien puede prestar una atención considerable a los partidarios de la eutanasia.

René Héman, quien hablará en la conferencia de Roma, no está solo en su apoyo a las clínicas que ponen final a la vida. Además de otros oradores como Anne de La Tour, Stefano Semplici y Heidi Stensmyren, la conferencia también contará con un orador miembro de Planned Parenthood.


  La Dra. Yvonne Gilli, miembro del Partido Verde en Suiza, hablará sobre "El suicidio asistido en Suiza: práctica y desafíos". Gilli es el presidente del Consejo de la organización suiza Sexual Health Switzerland (Sexuelle Gesundheit Schweiz) que es una miembro de la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF).
 Otro orador, el profesor Ralf Jox, del Instituto de Ética, Historia y Teoría de la Medicina en Munich, es un médico que también apoya, según Nardi, la idea de ayudar a las personas en su deseo de morir.

Colaboró con colegas en 2014 para crear una ley en Alemania con esa intención. Luego dijo: "Cualquiera que tome en serio la protección de la vida debe establecer reglas para el suicidio asistido responsable".
 
 
La Nuova Bussola Quotidiana también comenta sobre este nuevo evento vaticano, hablando de ciertas "posturas diabólicas" que se presentarán, diciendo, además, que "se está fomentando una gran confusión" con respecto a ciertos principios fundamentales "que deben ser defendidos sin compromiso."

    
A la luz de esta próxima conferencia organizada por la Academia Pontificia para la Vida (PAL) reorganizada y reformada (que ahora tiene un defensor del aborto como uno de sus miembros), la recientemente anunciada fundación de la nueva Academia para el Humano de Juan Pablo II La vida y la familia (JAHLF), fundada por el ex miembro de Life Life, el profesor Josef Seifert, parece tanto más necesaria como una fuerza de contrapeso.

Noticias relacionadas:

Falsos sacramentos para apoyar la eutanasia en Canadá: “El Papa Francisco es nuestro modelo”

Del adulterio al suicidio... y lo que vendrá


Sin misericordia: cardenal canadiense permite funerales católicos después de un suicidio asistido

lunes, 13 de noviembre de 2017

Teólogo del Vaticano despedido por cuestionar al “misericordioso” Bergoglio

THE REMNANT

Ya está bien de misericordia y diálogo


Miembro de la Comisión Teológica Internacional del Vaticano despedido por cuestionar al Papa sobre Misericordia y Diálogo.
El Twitter católico está vivo hoy con críticas a la decisión de USCCB de despedir al P. Thomas Weinandy, el ex jefe de su oficina doctrinal. Les tomó horas a los valientes defensores del statu quo lanzarse en acción contra la moderada y respetuosa súplica del fraile franciscano al papa Francisco de defender la fe católica y a sus fieles. O al menos, dejar de atacarlos.
En una carta hecha pública el 1 de noviembre, el P. Weinandy, ex jefe de gabinete del Comité de Doctrina de los Obispos de los Estados Unidos y miembro de la Comisión Teológica Internacional del Vaticano, advirtió al papa Francisco que había causado una “confusión crónica” entre los fieles y los obispos.
Le escribió al Papa: “Enseñar con una falta de claridad tan intencional inevitablemente arriesga pecar contra el Espíritu Santo, el Espíritu de la verdad”. Añadió que los católicos están “desconcertados” por el nombramiento de obispos “que parecen estar no solamente abiertos a aquellos que tienen puntos de vista contrarios a las creencias cristianas, sino que los apoyan e incluso los defienden”.
En una entrevista de ayer con John Allen’s Crux, agregó, más proféticamente de lo que había pensado, “No creo que nadie pueda, o deba, asociar mi carta con la USCCB o los obispos estadounidenses”. Ninguno estuvo involucrado en mi redacción de la carta, y su publicación será nueva para ellos”.
“Los obispos aprenden rápidamente”, escribió en su carta, “y lo que muchos han aprendido de su pontificado no es que esté abierto a la crítica, sino que la resiente”, afirmando que muchos obispos no hablan públicamente por temor de ser “marginados o algo peor”.
Y efectivamente, a las pocas horas de hacer pública su carta, nos enteramos de que el P. Weinandy había sido despedido. Por supuesto, Twitter está ocupado comentando sobre la ironía: cómo un hombre que expresa su grave preocupación de que hay una atmósfera de temor a ser castigado por expresar preocupaciones serias, fue despedido inmediatamente.
Quizás el aspecto más sorprendente de este pequeño incidente es cuán completamente ciegos son los obispos de EE. UU. -como en casi todos los episcopados- con lo que los analistas políticos llaman la “óptica”. Los consultores políticos a menudo preguntan: ¿cómo se ve? Y se ve extremadamente mal. Como si la niebla de la ironía no fuera lo suficientemente espesa, en respuesta a la indignación de los católicos, la USCCB hizo lo mismo que todos los demás miembros de la camarilla del papa Francisco y comenzó a bloquear a los críticos de su cuenta de Twitter. Lo cual, debe decirse, solo prueba el punto del P. Weinandy una vez más.
Algunas de las críticas han sido inusualmente agudas. P. Hunwicke escribió esta tarde: “Esta humillación ritual barata y vulgar ejemplifica hasta qué punto P [apa] F [rancisco] está presidiendo una Iglesia de pendencieros en la que los obispos pequeños y minicardenales compiten para vencerse en las apuestas de adulación. Así como Tom Weinandy, en efecto, acaba de decir”.
Mientras escribo esto, la indignación está haciendo lo contrario de morir, y sin duda es una señal de cómo los católicos hartos -incluso los que nunca se identificarían como tradicionalistas- se han convertido con este Papa y su cuadro de pendencieros episcopales. En su carta, el P. Weinandy recalcó la declaración de que él no es signatario de la Corrección filial o cualquier otra declaración pública contra la agenda del papa Francisco.
De hecho, un antiguo alumno suyo me escribió hoy diciendo:
“Veo que el P. Thomas Weinandy ha sido aplastado. Fue uno de mis profesores en Patrística en Oxford y fue uno de los académicos más amables, menos confrontacionales y amables que uno podría haber esperado conocer. Para mí, el hecho de que haya elegido escribir para expresar su preocupación por la crisis en la iglesia y el papado es muy significativo.
No es ni tradicionalista ni controvertido, sino un fraile humilde y sincero, de pensamiento claro y totalmente leal a la Iglesia y a Sus enseñanzas. Me sorprendería ahora si no viéramos más de este tipo de carta / ejercicio de conciencia. Me imagino que va a ser cada vez más difícil para los hombres de conciencia y posición no definirse”.
Cuando lo publiqué, esta evaluación fue respaldada por Joseph Shaw, el director de la Latin Mass Society del Reino Unido y el portavoz de la corrección filial, quien escribió: “Esto es absolutamente correcto. No es un hombre que busque la confrontación”.
La pieza de Crux ofreció una sucinta lista de viñetas de las preocupaciones del P. Weinandy. Dijo que el Papa está…
  • Fomentando la “confusión crónica”.
  • “Degradando” la importancia de la doctrina.
  • Nombrando obispos que “escandalizan” a los creyentes con dudosa “enseñanza y práctica pastoral”.
  • Dando la impresión a prelados que objeten de que serán “marginados o peor” si hablan.
  • Causando a los fieles católicos a “perder la confianza en su supremo pastor”.
Nuestro amigo Edward Pentin ha reproducido el texto completo de la carta en el National Catholic Register, que definitivamente vale la pena leer. P. Weinandy envió la carta al Papa el 31 de julio, la fiesta de San Ignacio de Loyola. Al igual que los cardenales de los Dubia, dijo que la hizo pública solo después de que el Papa lo hubiera ignorado durante meses.
Notable en su crítica es su sabor pastoral distintivo, su preocupación por el efecto que la situación está teniendo en la gente común. El Papa, dijo, parece “censurar e incluso burlarse” de los críticos de Amoris Laetitia por su deseo de interpretarlo de acuerdo con la enseñanza católica, y al hacerlo está cometiendo una “especie de calumnia… ajena a la naturaleza del ministerio petrino”.
En una entrevista con Crux, Weinandy dijo que no le teme a las represalias, sino que estaba “más preocupado por el bien que podría hacer mi carta”. La carta “expresa las preocupaciones de mucha más gente que solo yo, gente común que ha venido a mí con sus preguntas y aprensiones. Quería que supieran que los había escuchado”.
“He hecho lo que creo que Dios quería que hiciera, [1]”, dijo.
De hecho, el P. Weinandy ha reforzado mi propia teoría del “Gran Clarificador”, diciendo que este pontificado, y la falta de respuesta de sacerdotes y obispos, está permitido por Dios para revelar “cuán débil es la fe de muchos dentro de la Iglesia”, Agregó que Francisco ha revelado que muchos en la Iglesia “tienen puntos de vista teológicos y pastorales dañinos”.
Lo cual inevitablemente trae a la mente otras respuestas que no han sido tan claras, ni tan pastorales.
Cuando el cardenal Muller fue removido abruptamente de su cargo como jefe de la CDF, el mundo católico conservador gimió que era otro caso de un “buen” prelado del que se había librado. Y parece claro por la forma en que se hizo, y por la manera en que Francisco trató a Muller en general, que de hecho se deshizo de él. Pero su descripción por los escritores conservadores como un campeón asediado de la ortodoxia católica perseguido por el régimen por su fidelidad traiciona una memoria algo selectiva y un lapso de atención corto. Ed Pentin tiene un largo archivo de entrevistas y artículos sobre Muller que muestran claramente su completa incapacidad para tomar una decisión de qué lado está.
Un examen rápido de las entrevistas y declaraciones de Muller revela una mente irresoluta y en última instancia calculadora de un hombre que está, según me dicen fuentes cercanas a él, motivado principalmente por un pueril deseo de ser aprobado por los “niños geniales” en el Vaticano, por un lado, y una convicción inquebrantable de su propia brillantez teológica por el otro.
Más recientemente, el 30 de octubre, Crux lo citó bajo el titular: “El cardenal Muller respalda al papa Francisco contra los críticos de ‘Amoris Laetitia’“, en el cual el ex jefe de la FCD subió al tren Kasperiano en la recepción de la Comunión por adúlteros no arrepentidos.
Señalándose furiosamente con las palabras de moda de la iglesia de Francisco e incluso más moderna incoherencia total, Muller escribe que “factores atenuantes en la culpa” pueden llevar a las parejas a una “situación matrimonial incierta” a través de un “camino de arrepentimiento” -siempre “acompañados” por un confesor exquisitamente sensible- hasta el punto donde la recepción de la Comunión ya no es pecaminosa. Presumiblemente porque el adulterio en sí ya no es pecaminoso. O el sacrilegio tampoco, supongo. O algo. De alguna manera, la “nueva evangelización” está involucrada en esto, aunque no está claro cómo exactamente está bien el adulterio y el sacrilegio. Además, es muy importante cumplir con la obligación de la misa dominical, y como todos saben, uno no puede ir a Misa un domingo sin recibir la Comunión.
Oímos nuevamente, como lo hicimos incesantemente de los Kasperianos en los Sínodos, sobre el caso difícil de la pobre mujer que ha sido abandonada por el primer esposo, y que “no encuentra otra salida que confiarse a una persona bondadosa”… con quien, supongo, tampoco tiene otra opción que tener relaciones sexuales. Por bondad de corazón
De todos modos, el resultado de esto es una “relación parecida al matrimonio” sobre la cual los confesores deben tener mucho cuidado de no decir cosas crueles. O ser demasiado “extremo”. Es muy importante para él evitar una “adaptación barata al relativista Zeitgeist “, por un lado, y una “aplicación fría de los mandamientos dogmáticos y las reglas canónicas”, por el otro. Porque eso podría ser demasiado polarizador. Y malo.
Y de todos modos, los pecados de la carne no son las peores cosas de la historia. Hay, como, “diferentes niveles” de gravedad, ¿sabes? Y, como, depende del tipo de pecado, ¿verdad? Los “pecados del Espíritu” como el orgullo espiritual, la avaricia y demás son peores que los “pecados de la carne”, ¿sabes? Que son, como, solo el resultado de la “debilidad humana”, ¿verdad?
Aparentemente, el problema real con todo esto ha sido que el escándalo Kasperiano ha sido totalmente explotado, de alguna manera, fuera de proporción, y la “polarización” que ha causado ha sido “lamentable”. La cuestión de la Comunión para católicos divorciados y civilmente “casados”, dijo, ha sido “falsamente elevada al rango de una cuestión decisiva del catolicismo y una medida de comparación ideológica para decidir si uno es conservador o liberal, a favor o en contra del Papa”.
Durante años bajo el Papa Benedicto, Muller estuvo involucrado en una guerra abierta con el episcopado alemán que insistía en que iban a permitir la Comunión a los divorciados y vueltos a casar, sin importar lo que dijera Roma, incluso amenazando con ir a un cisma si no lo conseguían [2].
Muller, con poco respaldo del Papa Benedicto XVI, que parecía contento de permitir que su prefecto de la CDF y los alemanes gritaran sus diferencias, y con la oposición directa de Francisco, se esforzó por mantener la línea. El hecho de que Francisco orquestó los Sínodos para socavarlo ciertamente no fue su culpa. Y es difícil imaginar que alguien esté en una posición peor de la que tenía en ese momento.
Pero desde entonces, Muller ha demostrado muy poco de su determinación anterior, en su lugar intentando de un día para otro apaciguar a ambos lados. Supuestamente eliminado de la FCD -y, por supuesto, alabado por los “conservadores” – por su leve y equívoca oposición a Amoris Laetitia, Muller ha ido y venido en lo que puede verse fácilmente como un intento desesperado de encontrar amigos en ambos bandos. Con esto en mente uno podría ser perdonado por no tomar su ensayo del 30 de octubre demasiado en serio.
Quizás uno de los buenos efectos  de la persecución del P. Weinandy será demostrar cómo se supone que debe actuar un pastor de la Iglesia Católica. Como dijo mi amigo, tal vez “va a ser cada vez más difícil para los hombres de conciencia y posición no definirse”, suponiendo que quede alguno.
Hilary White
(Traducido por Rocío Salas. Artículo original)
[1] En esta entrevista, el P. Weinandy dio una historia notable de cómo su oración pidiendo una “señal” de que debía escribir la carta fue contestada muy específicamente: “Si quieres que escriba algo, tienes que darme una señal clara”, recuerda Weinandy. “Mañana por la mañana, voy a Santa María Mayor a orar, y luego voy a San Juan de Letrán. Después de eso, volveré a San Pedro para almorzar con un seminarista amigo mío”.  “Durante ese intervalo, debo encontrarme a alguien que conozco pero que no he visto en mucho tiempo, y que nunca esperaría ver en Roma en este momento. Esa persona no puede ser de los Estados Unidos, Canadá o Gran Bretaña. Además, esa persona tiene que decirme: “Sigue escribiendo bien”. Weinandy dijo, exactamente eso sucedió al día siguiente, en una reunión casual con un arzobispo que conocía hace mucho tiempo pero que no había visto durante más de veinte años, que lo felicitó por un libro sobre la Encarnación y luego dijo las palabras correctas, “sigue con la buena escritura”. “Ya no había ninguna duda en mi mente de que Jesús quería que escribiera algo”, dijo Weinandy.
[2] Es notable que estos berrinches escandalosos de los obispos alemanes se detuvieron abruptamente casi al mismo tiempo que el Cardenal Kasper pronunció su infame discurso del consistorio en febrero de 2014.